Madrid San Andreas

Hay que ver cómo está el patio.

Gritos a las 5 de la mañana pidiendo “ayuda”, golpes, ruidos,… te asomas por la ventana y ¡anda, un coche en llamas!

Al rato los bomberos, la policía, los curiosos y nada, los vecinos asomados por la ventana como el que ve un reality.

Cada día son más habituales estas cosas. Ya hemos visto atracos, peleas chungas, hemos tenido una luna rota, una rueda pinchada,… y parece que son cosas habituales, que pasan, a las que hay que enfrentarse a diario, como el cuelgue del ordenador.

La gente está descerebrada, la cosa está muy malita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.