Las hijas de Zapatero: ole sus cojones

Me parece acojonante que en el día de hoy se haya criticado desde diversos sectores a las hijas góticas de Zapatero.

Lejos del cliché, del ir mona porque soy la hija del presi, de los pendientes de tous y de perlas y la ropita mona, que dos chavalitas preadolescentes se muestren tal y cómo les gusta, es algo que me parece de puta madre y sólo puedo decir: ole sus cojones y de paso, ole los cojones de sus padres. De verdad, me quito el sombrero.

Desde ya soy fan de las hijas del presidente. Y como me caen tan cojonudamente, les dedico un temazo que seguro les mola:

1 comentario de “Las hijas de Zapatero: ole sus cojones”

  1. Creo que debemos defender nuestros gustos e ideales, pero pese a que soy de la firme creencia en que cada uno que vista como quiera, se maquille como quiera y lleve las pintas que le vengan en gana, creo que no es lógico tener una reunión oficial de esta facha.

    Me explico: el presidente de un país (USA o España, en este caso) puede vestir en su casa como le plazca, ¡como si quiere ir en gallumbos!, pero se supone que para los actos oficiales existen unas modas preestablecidas.

    Igual estoy demasiado chapado a la antigua, aunque en mi defensa diré que yo no le habría dado tanto bombo al asunto. Es más, no le habría dado bombo ninguno.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.