Inglorious Basterds

ingloriousbastards5

Me gusta mucho Tarantino, su forma de entender el cine como un constante homenaje, sus diálogos elocuentes, su imaginería visual, la manera en la que construye personajes. Es por ello que este fin de semana haya disfrutado tanto con su última película, esta Inglorious Basterds.

Una visión personal de la ocupación nazi, una divertidísima reinterpretación histórica en la que se entremezclan varias historias paralelas para confluir en un final apoteósico marca de la casa.

Grandes interpretaciones además, con un Christoph Waltz estupendo, totalamente merecedor del Oscar y un divertido Brad Pitt (impagable la secuencia en la que él y dos de sus hombres fingen ser italianos).

Una película totalmente recomendable, que quizá queda lejos de sus dos primeras obras maestras, pero que está a la altura de lo que muchos esperábamos de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.