Hartos de la casa real

Como está el percal, con la que nos está tocando vivir que tengamos que seguir aguantando las mierdas de la familia real es una de las cosas más inexplicables de nuestros días.

Una tropa de ineptos viviendo del cuento por derechos anacrónicos. Una hija corrupta y un yerno ladrón cuyos escándalos le habrían costados la cárcel a cualquier don nadie y que ellos terminarán evitando. Los miles de escándalos que les rodean y ahora que tengamos que aguantar el parte del nodo con las últimas noticias sobre la evolución de una cadera.

Este es un país de pandereta. Si siguiera funcionando la guillotina mejor nos iría.

República ya.

1 comentario de “Hartos de la casa real”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.