El invierno eterno

¿Dejará algún día de llover?, ¿y de hacer frío?, ¿y de nevar? Me temo que nos espera una primavera rebosante, que nos dejará destrozados a los alérgicos y un verano achicharrante con olas de calor asfixiante.

Me voy a unir al grupo liderado por el ex presidente del gobierno de “excepticos al cambio climático”, que yo era muy feliz con los inviernos templados y los veranos fresquitos.

Debería haber sido meteorólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.