11-S 10 años después

Posted by Manuel Pinazo on Domingo sep 11, 2011 Under Varios

Se ha hablado tanto y tanto, incluso en este blog del 11S que ya quedan pocos argumentos.

Parece mentira, pero se cumplen 10 años de la masacre de las Torres Gemelas de Nueva York. Una efeméride que coincide con el reciente asesinato de Bin Laden, ideólogo de los atentados de aquél famoso 11 de septiembre.

El día que cambió el mundo, que ayer traté de explicarle a mi hijo de 6 años usando todos los eufemismos posibles y que será un tema recurrente para toda nuestra vida al igual que lo fué el 23F años antes o el 11M tres años después .

Una década después, querremos desempolvar el “¿Dónde estabas tú el 11S?”. En mi caso tenía por entonces 28 años, estaba trabajando y había ido a casa de mi madre a comer solo, algo que acostumbraba a hacer viendo el telediario. Recuerdo los informativos de Telecinco, a Ángels Barceló interrumpiendo la información de lo que fuera para comentar que “una avioneta se había estrellado contra una de las Torres Gemelas”. El infirmativo siguió y recuerdo que me atrajo la noticia. Vi a Ana Blanco relatar la misma información en TVE1 y a Matias Prats hacer lo propio, incluso recurrí a la parabolica para ver que la CNN hablaba de un “Airplane crash”.

Minutos más tarde, creo recordar que en Antena 3 conectaron con las imágenes del lugar de los hechos, supongo que vía CNN y fuimos todos testigos del choque del segundo avión contra la otra torre. Sin duda uno de los momentos más acojonates que se han vivido en la historia de la televisón. El presentador totalmente conmicionado y todos los espectadores boquiabiertos. Simplemente acojonante.

Comenzé a llamar a mi novia, mi madre y varios conocidos para comentar la noticia. la CNN había cambiado su rótulo por “America Under Attack” se empezó a hablar del tercer avión que se estrelló contra el Pentágono y tuve que salir de casa.

Recuerdo el miedo. El seguir oyendo las noticias en la radio en un día soleado mientras esperaba el autobús para regresar al trabajo. Oir las especulaciones de aquellas horas de ataque a gran escala, aviones que decían dirigirse a La Casa Blanca y otras partes del mundo. Recuerdo ir en el autobús con la sensación de que nadie de los que allí estaban se había enterado de la noticia y en fin, todo lo que todos vivísteis aquél día.

La jornada en el que el mundo cambió para siempre.

Leave a Reply