Nick Cave & The Bad Seeds – Push The Sky Away

Posted by Manuel Pinazo on Lunes feb 25, 2013 Under Blog, Críticas

Nick Cave & The Bad Seeds – Push The Sky Away / Por Manuel Pinazo

Nick Cave necesitaba recuperar el lirismo tras cierta saturación de decibelios en las dos aventuras de Grinderman y su último Dig Lazarus Dig (2008), otra demostración de intensidad. Push the Sky Away nos lo devuelve al frente de su proyecto de The Bad Seeds, del que ya tan solo queda él como único miembro estable desde sus comienzos, después de que en 2009 su fiel escudero Mick Harvey y cofundador, abandonara la nave.

En el decimoquinto trabajo de la banda se nota (y mucho) el peso de su nueva mano derecha, el multiinstrumentista Warren Ellis, compañero de Cave desde 1995 en sus dos formaciones y en la composición de varias bandas sonoras. Un trabajo que nos acerca en parte a los territorios de The Boatmans´s Call (1997), a pesar de ser menos nocturno y redondo.

Ambos se reparten la composición de prácticamente todo el álbum, contando además con la ayuda del batería y percusionista Thomas Wydler, también camarada de Cave desde hace casi tres décadas, para crear un conjunto que se mueve entre oscuros pianos, lamentos de violín, coros celestiales, bajos machacantes, tenues guitarras  y mucha, mucha tensión contenida; que apoya unas letras que como es habitual, oscilan entre lo espiritual, el amor, el humor y lo más retorcido.

No pecaríamos de osados al afirmar que las mayúsculas “Jubilee Street” y su crescendo antológico que cierra una pieza de crímenes que podría encontrarse en Murder Ballads (1996), el minimalismo de “We No Who U R”, las afixiantes y siniestras “We Real Cool” y “Water´s Edge”, la delicada “Mermaids” o la crepuscular historia de “Higg Boson Blues”, que parece cantada por el mismísimo Jim Morrison y aúna las guitarras más potentes del conjunto con una bizarra historia que mezcla a Miley Cyrus y Hannah Montana con Robert Johnston, se encuentran junto a lo mejor de su dilatada discografía.

Los putos amos.

Publicado en Muzikalia.

Leave a Reply