Mute Audio Documents [1978-1984]

Posted by Manuel Pinazo on Miércoles nov 28, 2007 Under Música

portada_mute.jpg

Mute Audio Documents [1978-1984] / Viaje a la prehistoria de un sello emocionante / Por Manuel Pinazo

Sumergirse en los comienzos de un sello tan interesante e influyente como Mute, resulta algo cuanto menos apasionante. Muchos dirán que hablamos de la compañía que vio nacer a Depeche Mode, otros hablarán de sus múltiples referencias de pop hecho con sintetizadores, pero sería quedarse en lo superficial. Su importancia y trascendencia lo requiere, por lo tanto estamos obligados a hacer algo de historia antes de analizar la fascinante recopilación Mute Audio Documents [1978-1984] que en forma de cinco cds dobles, ha sido publicada recientemente.

Todo comenzó en torno a 1977, cuando un joven llamado Daniel Miller, amante de la música electrónica y fan de bandas alemanas como Can, Faust, Amon Düül, Neu! y Kraftwerk, se compró su primer sintetizador para crear su primera banda, The Normal, grupo que seguía los influjos del pop electrónico más vanguardista y que se declaraba adepto de propuestas como las de Cabaret Volaire, Suicide o Throbbing Gristle. Unos meses más tarde el grupo grabó las canciones “Warm Leatherette” y “T.V.O.D”, que Miller decidió autoeditar en un single bajo su propio sello: Mute.

Para su distribución recurrió a un conocido, Geoff Travis, propietario de Rough Trade, lo que terminó convirtiéndose en un éxito y derivando en una pequeña gira. Cosas de la vida, un proyecto que surgió con la simple intención de editar sus propias canciones, terminó despegando gracias a la buena distribución del single. Pronto comenzaron a llegar multitud de maquetas con la intención de formar parte del catálogo de Mute, entre ellas la de Fad Gadget (pseudónimo del malogrado Frank Tovey), que instantáneamente cautivó a Miller, convirtiéndose al poco, en la segunda referencia del sello. De ahí a los experimentales Non, o al Die Kleinen Und Die Bosen de los alemanes D.A.F.

Tras dejar aparcado el proyecto de The Normal, Miller decidió regresar a la música bajo el pseudónimo de Silicon Teens, que fue vendido como grupo imaginario de adolescentes que con el único uso de sintetizadores versioneaba a clásicos de los cincuenta y sesenta. Algo así como los Monkeys o Gorillaz, pero en versión electropop. En 1980 publicarían el hoy considerado álbum de culto Music for Parties. Pero esa fue su última aventura como músico y pasó a centrarse en el sello y a ejercer las labores de productor, convirtiéndose pronto en una figura clave de la escena y en el descubridor de algunos de los mayores talentos de la época. Eso fue lo que le llevó a fijarse en una segunda impresión en cuatro jóvenes de Basildon llamados Depeche Mode (cuenta la leyenda que el primer encuentro con el grupo fue desastroso ya que por su aspecto pensó que se trataba de una banda de new romantic), lo que fructificó enseguida en el primer single del grupo, “Dreaming Of Me”.

A partir de entonces comenzó el despegue del sello y poco a poco se convirtió en una referencia obligada dentro de las compañías británicas. En parte gracias al éxito cosechado por Depeche Mode, los fichajes no dejaron de sucederse: Boyd Rice, Yazoo, Liaisons Dangereuses ¸The Birthday Party y posteriormente Nick Cave & The Bad Seeds,… y de ahí al presente, tres décadas en las que no han dejado de sucederse las referencias: Add N To (X), Afghan Whigs, Appliance, Art Brut, Barry Adamson, Client, Crime & The City Solution, Diamanda Galás, Einstürzende Neubauten, Erasure, Goldfrapp, Liars, Luke Slater, Maps, Miranda Sex Garden, Moby, Nitzer Ebb, Pussy Galore, Recoil, Richard Hawley, Wire, …

En 2002, EMI se hace con Mute Records, extendiendo la exitosa relación que compartían durante 15 años. Daniel Miller, mantiene su cargo como presidente ejecutivo, y continúa siendo el responsable de todas las actividades de la compañía.

Mute Audio Documents [1978-1984] es una caja que resume los primeros años del sello, una recopilación de obligada consulta para entender no sólo la evolución de la música electrónica de nuestros días, sino para descubrir algunas de las propuestas más arriesgadas e interesantes de la época, que resulta fundamental para rebuscar en la memoria los sonidos de bandas fundamentales en el sonido de nuestro tiempo.

Ordenadas cronológicamente, encontraremos un total de 128 canciones comenzando por el single de The Normal que fue el germen desencadenante de todo. Sin olvidar, por supuesto, el otro proyecto de Miller, Silicon Teens, del que nos encontraremos con hasta seis canciones: desde el “Let’s Dance” a su popular “Memphis Tennessee”, sin olvidar “Judy In Disguise” o “Just Like Eddie”.

Redescubriremos el talento de Frank Tovey, mediante las canciones extraídas de sus únicos cuatro trabajos publicados entre 1980 (Fireside Favorites) y 1984 (Gag) bajo el proyecto Fad Gadget. Electropop oscuro e inspirado en momentos como “Back To Nature”, “Lady Shave”, “Life On The Line” o “Collapsing New People”, que dejarán claro el talento que nos perdimos con su fallecimiento en 2002.

Nos sumergiremos en la peculiar figura del enigmático Boyd Rice, artista peculiar donde los haya, icono de la contracultura, personaje acusado de nazi, de adorador de Satán,… que tanto en solitario, como acompañado por su banda (Non) nos ofrece un surtido de recreaciones experimentales y música industrial de lo más sugerente.

Por supuesto, veremos el nacimiento y evolución de Depeche Mode, desde su single de debut (“Dreaming Of Me”/“Ice Machine”) a los comprendidos entre la edición de su primer trabajo Speak And Spell (81) y Some Great Reward (84). Asistiremos además, a su evolución desde la salida de la banda de su principal compositor Vince Clarke, y aparte, descubriremos los primeros singles de su nuevo proyecto junto a la prodigiosa voz de Alison Moyet, los siempre recordados Yazoo (“Don’t Go”, “Situation”, “Nobody’s Diary”, etc.).

Además de bandas como Liaisons Dangereuses (“Los Niños del Parque”), D.A.F. (“Tanz Mit Mir”, “Der Räuber Und Der Prinz”), The Assembly (grupo formado por Vince Clarke y Feargal Sharkey de The Undertones) (“Never Never”, “Stop Start”) o los artistas Robert Görl o Bruce Gilbertb (también miembro de Wire). O de los berlineses Einstürzende Neubauten (“Tanz Debil”/”Kalte Sterne”), que si por aquella época pertenecían al sello “rival” Some Bizarre, terminarían por fichar por Mute años más tarde.

Y decir Einstürzende Neubauten , es hablar de su cantante Blixa Bargeld, que en 1983 pasaría a formar parte como guitarrista de The Birthday Party, liderados por su amigo Nick Cave. De los australianos encontraremos íntegro el Munity EP (1983) única referencia publicada en Mute (“Jennifer’s Veil”, “Mutiny In Heaven”, “Swampland”, “Say A Spell”) así como dos canciones del grupo que surgió de sus cenizas, Nick Cave & The Bad Seeds (“In The Ghetto”, “The Moon Is In The Gutter”, incluidas en su primer trabajo From Her to Eternity (84).

Para quienes les sepa a poco, decirles que existe una edición con un quinto Cd de rarezas en el que encontraremos tomas en directo de The Normal & Robert Rental, Fad Gadget, Depeche Mode y Yazoo, temas inéditos de Boyd Rice o una Peel Session de Nick Cave & The Bad Seeds.

En definitiva, una auténtica joya.

Publicado Muzikalia.

Leave a Reply