Richard Hawley – Hollow Meadows

Posted by Manuel Pinazo on Domingo sep 20, 2015 Under Críticas

Richard Hawley - Hollow Meadows 

Richard Hawley / Hollow Meadows / Por Manuel Pinazo

Standing At The Sky´s Edge nos gustó, pero algo fallaba. El sonido de Richard Hawley se había ensuciado a base de guitarras y psicodelia y, a pesar de hacernos vibrar, no llegaba a transmitirnos las dosis de emoción de antaño. Había buenas canciones y en general era plenamente disfrutable, pero no era lo mismo.

Quizá consciente de ello, o simplemente dejando fluir su inspiración, Hollow Meadows traza una línea con su antecesor de la mano de sus dos portentosos adelantos, “Which way” y “Heart of oak”, para terminar volviendo por la senda trazada en sus momentos más recordados. Un regreso a su esencia en toda regla, a esos parajes que lleva visitando de manera convincente desde hace década y media, donde los aires nostálgicos y la sensibilidad remiten a clásicos como Bobby Vinton, Roy Orbison, Scott Walker y demás.

Compuesto junto a su fiel guitarrista Shez Sheridan, el disco nos devuelve a lo ya ofrecido en sus primeras obras. Una colección de temas que, con una producción minimalista y tan sumamente cuidada como los de aquellos tiempos, se inspira en el entorno de su Sheffield natal y nos habla del paso del tiempo y de los más profundos sentimientos de la vida cotidiana.

Hawley ha querido abrir el disco mostrándose frágil con la grandiosidad de “I still want you”, donde su voz suena casi rota, y cerrarlo con la muy sentida “What love means”, en la que nos habla del abandono del hogar de su hija, ya independizada. Por el camino quedan toda una suerte de lienzos engalanados con su sello inconfundible: de las cuerdas de “Serenade of blue” a la luminosidad country de “Long time down”, de la declaración de intenciones en “Nothing like a friend” junto a su aquí irreconocible compañero Jarvis Cocker (muy cercana a los ambientes de Truelove´s Gutter (2009) ) a “Sometimes I feel”, otro de sus diamantes en bruto.

Todas ellas son nuevas razones para continuar acrecentando su papel de clásico contemporáneo.

Publicado en Muzikalia.

 

Leave a Reply