Reivindicando a Kim Deal

Posted by Manuel Pinazo on Domingo jun 16, 2013 Under Críticas

Por Manuel Pinazo

La primera vez que tuvimos noticias de Kim Deal fue bajo el nombre señora de John Murphy. Eso fue a finales de los 80, cuando vimos su nombre en los créditos de Come on Pilgrim y Surfer Rosa, primeras referencias de Pixies.

Desde entonces, su nombre ha estado unido al de una de las bandas más influyentes de la reciente historia de la música popular. Su figura, siempre eclipsada por la de su compañero Black Francis es mucho más trascendente de lo que realmente parece. Su carisma, su forma de tocar el bajo, su sonrisa y sus composiciones se encuentran grabadas a fuego en la iconografía del rock.

Con Pixies un EP y cuatro álbumes que a pesar de ser grabados en el corto espacio de tiempo (entre 1987 y 1992), serán eternamente recordados. Sus canciones, sus conciertos, su legado… nada hubiera sido lo mismo sin ella. Incluso cuando en 2004 volvieron a girar juntos (algo que han estado haciendo intermitentemente desde entonces) su presencia ha sido una de las más alabadas por los fans. Ya lo decían The Dandy Warhols, Kim Deal es cool.

Y eso hasta el pasado 14 de junio, cuando sus propios compañeros confirmaron la salida de la bajista:

“Nos entristece comunicaros que Kim Deal ha decidido abandonar The Pixies. Estamos muy orgullosos de haber trabajado intermitentemente con ella en los últimos 25 años. A pesar de su decisión de irse, siempre la consideraremos un miembro de los Pixies y su lugar estará aquí para ella. Le deseamos lo mejor”

Black Francis, Joey Santiago y David Lovering

Pero Kimberley Ann Deal, aún tiene mucho que decir, proyectos en solitario, sus otras bandas… Ella siempre tuvo la frustración de estar relegada a un segundo plano y en 1990, tras la gira de Doolitle (1989) decidió montar su propio grupo junto a Tanya Donelly (Throwing Muses) y Josephine Wiggs (Perfect Disaster) editando su primer trabajo, Pod, grabado a las órdenes de Steve Albini. Ese fue el debut de The Breeders, nombre que la propia Deal utilizaba junto a su hermana Kelley para actuar en directo años antes de entrar en Pixies.


Pod tuvo cierto éxito, pero fue percibido como algo menor a la espera de nuevas canciones de Pixies.

En aquella época Kurt Ralske, líder de la banda Ultra Vivid Scene llamó a Deal para grabar su single “Special One”, que incluyo incluyó un divertido vídeo protagonizado por ambos:

Meses después llegó Bossanova (1990) y su correspondiente gira, a continuación Trompe Le Monde (1991), cuya grabación distó mucho de la de los trabajos anteriores. Francis, quizá algo dolido por las aventuras paralelas de su compañera asumió el mando total y las composiciones de Deal fueron cada vez menores, incluso ésta, poco antes de grabar Bossanova amenazó con abandonar la formación.

Pero todo terminó explotando en su gira norteamericana de 1992 teloneando a U2, (el propio Bono dijo que si llevaba a Pixies a Europa tendrían que ser ellos los teloneros) y poco después, a principios de 1993 se constató la separación. Black Francis lo comentaba en una entrevista en la BBC para comunicárselo a continuación a Joey Santiago telefónicamente mientras que a David Lovering y a Kim Deal les avisó por fax.

Deal retomó inmediatamente la actividad de The Breeders, con quienes había vuelto a publicar en 1992 el EP Safari ya sin Tanya Donelly en sus filas. Y fue en verano de 1993 cuando vio la luz Last Splash, disco que catapultó a la banda a lo más alto gracias a canciones como “Cannonball”, que llegó a ser nº2 en las listas de Bilboard, el disco fue platino giraron con Nirvana… hasta que a principios de 1995 Kelley Deal se vio en vuelta en problemas con las drogas y la banda sufrió un parón.

Un año antes, en 1994 Kim Deal se une a Robert Pollard (Guided by Voices) para grabar una versión del tema “Love Hurts” incluido en la banda sonora de la película Love And A .45:

En octubre de 1995 se lanza su nuevo proyecto, The Amps, junto al batería de su banda Jim Macpherson y Luis Lerma y Nate Farley. Su disco de debut Pacer, no cosechó en éxito esperado a pesar de contener buenos momentos.

También en 1995 Sonic Youth recurren a Deal para poner voces en el tema “Little Trouble Girl” a dúo con Kim Gordon, incluido en el disco Washing Machine:

En 1997 The Breeders vuelven a reunirse para un concierto especial ya sin MacPherson, que pasa a formar parte de Guided by Voices y un año después, ya con Kelley recuperada, comienzan a pensar en su tercer álbum, Tittle TK, que no llegará hasta 2002. Un disco que decepciona tanto a crítica como a fans, pero que incluye una gira en condiciones que les reencuentra con su público.

Y en 2004 salta la sorpresa. Pixies han vuelto. Comienza una gira que viene seguida de otras tantas casi hasta nuestros días. Desde el momento de su regresa no deja de especularse con un nuevo disco de la formación, pero eso nunca sucede. Recordamos que en la rueda de prensa del FIB 2006 a la que acude toda la banda menos Deal, hablan de la imposibilidad de grabarlo, ante la negativa de ésta. De todos modos, el único material nuevo que han ofrecido Pixies en su regreso ha sido el single “Bam Thwok” compuesto y cantado por la propia Kim Deal. Un tema que solo se vendía en iTunes, arrasando en su lanzamiento.

Entre gira y gira, reedición y recopilatorios varios de Pixies, Deal ha seguido activa. Ella nunca se ha llevado bien con sus compañeros, especialmente con Black Francis, les ha unido simplemente una relación en base a los negocios, como se puede constatar en el documental Loud Quiet Loud, de visionado obligado para todo fan que se precie.

Aquí lo tenéis al completo:

A finales de 2007 llega el momento de volver a pensar en The Breeders, con quienes edita un año más tarde su cuarta referencia, el de nuevo discreto Mountain Battles. Un disco que no termina de aportar la frescura ni el gancho que se le suponen.

Ya en 2009 The Breeders lanzan su tercer EP, Fate to Fatal. Para pasar prácticamente todo 2011 en la carretera de nuevo con Pixies. A finales de 2012 La cantante y bajista anuncia el comienzo de su carrera en solitario, poniendo a la venta desde su web el single “Walking With a Killer”. Una edición especial de 1.000 copias que vendría seguido de “Hot Shot”, esta misma primavera. La edición de 2013 del ATP contó con ella en solitario:

Paralelamente, Last Splash, fue reeditado en una versión especial por el sello 4AD hace un par de meses, incluyendo una gira que les trajo a Primavera Sound.

Y el resto de historia está por escribir. Un nuevo disco de Pixies es toda una incógnita y desconocemos si sus compañeros decidirán reemplazarla o directamente pondrán un punto y final definitivo. Ella, a sus 52 años ha decidido centrarse en sus propios proyectos, vivir al margen de la banda que nos la dio a conocer y seguir su propia aventura. Estaremos atentos.

Publicado en Muzikalia.

Leave a Reply