Las canciones de Stranger Things, la serie del verano

Posted by Manuel Pinazo on Lunes ago 1, 2016 Under Críticas

¿Aún no has oído hablar de Stranger Things? es la serie del verano, para muchos incluso la serie del año. En la época en la que la nostalgia tiene el poder y en la que para conseguir cautivarnos basta con recurrir a los ingredientes que nos marcaron en nuestra infancia, es donde ha encontrado su sitio esta nueva apuesta de Netflix.

Una producción en la que todos sus ingredientes encajan como un guante, para que cada uno de ellos vaya dinamitando en nuestros cerebros aquellos recuerdos del ayer que nos hagan disfrutarla tanto como la hemos disfrutado. Aquí encontrarás el espíritu de la amistad y la inocencia de los Goonies, los fenómenos paranormales de Encuentros en la tercera fase o Expediente X, el toque de misterio de las obras de Stephen King y la américa profunda de Fargo, todo ello ambientado en esos recordados años 80 y regado con continuas referencias a la cultura geek, desde E.T. a juegos de rol como Dungeons & Dragons, Star Wars y demás. Con esos ingredientes y la inclusión de algunos personajes memorables (Eleven es un mito desde ya), es muy difícil que Stranger Things no nos cautivara desde el minuto 1.

Pero no os preocupéis, porque nuestro artículo está libre de spoilers y en él tan solo queremos hablar de su música y sus canciones, igualmente elegidas con buen gusto y pensadas para acompañar a la fuerza narrativa con gran soltura. Así que sacamos nuestra recopilación en cassette, como no podría ser de otra manera y le damos al play. ¿Preparados?

Empezamos con el tema titular de su banda sonora como tal, a cargo de Kyle Dixon y Michael Stein, integrantes del grupo S U R V I V E, quienes se unen a los ambientes misteriosos, con unas melodías bien encajadas siguiendo la estela de las composiciones de John Carpenter en la década de los 80, acompañadas de teclados y sintetizadores.

Otra de las piezas claves del conjunto es el “Should I Stay Or Should I Go” que The Clash incluyeran en su disco Combat Rock (1982) y que es una de las canciones que más peso tiene en la trama.

La banda sonora no solo se remite a piezas ochenteras, hay algunos guiños a décadas anteriores, por ejemplo de la mano de los psicodélicos Jefferson Airplane, quienes incluyen dos de sus composiciones en los primeros capítulos, nos quedamos con esta “She Has Funny Cars”.

O de los recomendables The Seeds de Sky Saxon, cuya “Can’t Seem to Make You Mine” también forma parte del conjunto.

El electropop de aquellos años tiene presencia en varias ocasiones, bien sea de la mano del canadiense Corey Hart, que lo petó por aquél entonces con esta “Sunglasses At Night”.

O bien de New Order, que hacen acto de presencia con la instrumental “Elegia” incluida en Low-Life (1985), que si bien se editaba poco después de cuando transcurre la trama, acompaña a la perfección gracias a su halo misterioso.

Toto quizá sean vistos hoy por mucho como el típico grupo moñas de los 80, carne de cualquier recopilatorio chuscho o de los reiterativos playlists de Kiss FM, pero por aquél entonces lo petaban y nadie puede negar que su “Africa” es un temazo inmortal.

También hay espacio para la oscuridad, ya que la historia se da para ello y allí no podían faltar ni Joy Division con la inmortal “Atmosphere”.

Ni Echo & The Bunnymen, quienes aparecen cerrando el quinto capítulo con su “Nocturnal Me”, una de esas piezas que formaban parte del gran Ocean Rain (1984).

Otro de los momentos reseñables llega con la versión de “Heroes”, clásico de David Bowie a manos de Peter Gabriel.

Y para terminar destacar también una de nuestras canciones favoritas de The Bangles, que aparte de “Walk like an Egyptian”, “Manic Monday” y “Eternal Flame” tuvieron canciones tan recomendables como esta “Hazy Shade of Winter”.

No tenemos más que decir, vedla y disfrutadla, que de eso se trata. Nos dejamos a Vangelis, Dolly Parton, The Dawn, Modern English, Foreigner, Moby… probad a identificar cada una de ellas y pasadlo tan bien como lo pasamos nosotros durante sus ocho episodios.

Publicado en Muzikalia.

Leave a Reply