Glasvegas – Glasvegas

Posted by Manuel Pinazo on Martes dic 9, 2008 Under Críticas

Glasvegas / Glasvegas / Por Manuel Pinazo

Decir Glasvegas es pensar en el Glasgow obrero, en el espíritu de The Clash o en sus paisanos The Jesus & Mary Chain cuyas canciones les deben mucho. También es hablar del wall of sound inventado por Phil Spector o en el rock de los años 50 y 60, sin olvidar a Joey Ramone, tan presente en el deje vocal James Allan, principal cerebro de la banda.

Estaríamos muy equivocados si les juzgásemos como un hype más de temporada. Ellos no se quedan en el mero cliché al que estamos acostumbrados últimamente y logran cautivarnos gracias a unas canciones donde a pesar de que las influencias son de lo más variado, consiguen sonar a ellos mismos.

Quizá, puede reprochárseles el pecar de excesivos en ocasiones, pero nadie puede negarles el ser una de las bandas más emocionantes de la actualidad gracias a su capacidad para acompañar a sus temáticas, generalmente sociales, de melodías apasionantes y desgarradoras, mostrándose melodramáticos y épicos, -y que nadie entienda por épico la ñoñería de la escuela de los últimos U2 o Coldplay, o lo teatrero de Arcade Fire o Flaming Lips-.

Para construir un debut redondo, los escoceses han recurrido una gran cantidad de temas previamente publicados (“Go Square Go”, “Daddy’s Gone”, “Geraldine”o “Flowers & Football Tops”), que con la nueva producción suenan engrandecidos y mucho más contundentes. Si a esto le sumamos otros momentos tan brillantes como “It’s My Own Cheating Heart That Makes Me Cry”, “Lonesome Swan”, “Polmont On My Mind” o “Ice Cream Van”, podemos decir que estamos ante una de las nuevas perlas de la música contemporánea.

Esperamos no estar equivocados.

Publicado en Muzikalia.

Leave a Reply