Echo & The Bunnymen – The Stars, The Oceans & The Moon (BMG)

El ejercicio de reinterpretar tus propias canciones en ocasiones es algo estimulante, un reto que algunos artistas bordan, logrando sacar matices y aristas a composiciones que en principio parecían inimaginables. Bob Dylan es uno de los maestros de estas transformaciones, David Bowie era capaz de llevar a territorios inesperados algunos de sus clásicos o si no queremos irnos tan lejos; podemos ver de qué manera Bunbury actualiza su legado en directo. Echo & The Bunnymen han sido los últimos en querer sumarse a este ejercicio de mutación, pero la jugada no les ha salido tan redonda como esperábamos.

Poco hay que reprochar a la carrera de los de Ian McCulloch y Will Sergeant, banda de culto del post punk británico que desde que debutaran con Crocodriles (1980) hasta cerrar su primera etapa en 1987 con su álbum homónimo, nos brindaron un repoker de ases difícilmente superable por la mayoría de sus compañeros de generación. Tras la salida de McCulloch, el anecdótico Reverberation (1990) con cantante de pega y su resurrección en 1997 con el más que digno Evergreen (1997), los de Liverpool han mantenido una actividad que ya cuenta con más referencias en su versión 2.0. que en sus años dorados, nada menos que seis discos en los que han esto entre el aprobado alto y el notable. Los Echo & The Bunnymen de la segunda hornada están lejos de sus mejores momentos, aún así no han dejado de sorprendernos con nuevo material de forma periódica, con trabajos tan destacables como What Are You Going to Do with Your Life? (1999), Flowers (2001) o Siberia (2005). Quizá le pondríamos un pero, y es que en cada una de sus giras de las dos últimas décadas han decidido obviar por completo su nueva etapa y salvo un par de canciones, el resto nos vuelve a llevar de vuelta a sus primeras referencias. Algo respetable, pero que termina desluciendo el esfuerzo por renovar un repertorio y convierte sus shows en un mero acto de nostalgia como podrían ser los de artistas como Psychedelic Furs, que llevan más de dos décadas girando para tocar viejos discos sin más.

The Stars, The Oceans & The Moon vuelve a ser más de lo mismo, un paseo por los grandes clásicos de los Bunnymen, con un par de paradas en sus últimos álbumes y al menos -eso sí-, dos nuevas canciones que llevarnos a la boca. Ya en 2000 lanzaban el EP Avalanche con las mismas pretensiones: Un nuevo tema, dos versiones (de Tim Hardin y Bob Dylan) y la actualización de tres antiguos, “All My Colours (Zimbo)”, “Silver” y “Angels and Devils”. Ahora, en lugar de repetir la jugada y entregar otro EP -hubiera sido lo mejor- llega un disco completo que no termina de funcionar y en ocasiones desvirtúa un legado que habría sido mejor no tocar, sonando en alguno de los casos y dicho con todo el respeto, a Ian McCulloch cantando sus propios temas en un karaoke a las tantas de la madrugada. No entendemos por qué volver a grabar “Bring on the Dancing Horses”, “Rescue”, “Bedbugs & Ballyhoo”, “Ocean Rain” o “The Cutter” en una versión que nada aporta respecto del original, ni ver cómo la grandeza de “Rust” se convierte ahora en una pieza perezosa y decadente.  Salvamos los nuevos caminos de la nocturna “Seven Seas”, la brumosa “Zimbo” o la imperecedera “The Killing Moon” aquí con piano, el intento de buscar nuevos caminos en “Stars Are Stars” y sobre todo a “The Somnambulist”, que nos hace albergar esperanzas de cara a próximas entregas en las que esperamos se mantengan al menos, como hasta ahora y nos hagan olvidar esta anecdótica aventura.

Escucha Echo & The Bunnymen – The Stars, The Oceans & The Moon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.