Discos que aunque no te lo creas, tienen 25 años

Posted by Manuel Pinazo on Miércoles ago 26, 2015 Under Críticas

Por Manuel Pinazo

El tiempo pasa inexorable y echando la vista atrás, nos damos cuenta de que un cuarto de siglo se ha echado sobre nuestras espaldas casi sin enterarnos.

Quienes aún estén en la veintena quizá no sean conscientes de la velocidad de crucero en la que nos encontramos, pero el que ya peine alguna cana, va a sorprenderse con esta selección de discos que en 2015 cumplen 25 años.

Sonic Youth – Goo

Aunque desaparecieron hace poco, muchos seguirán considerando a Sonic Youth uno de los grupos de lo más contemporáneo. Pero al darnos cuenta que aquél Goo, su (ojo) ya sexto álbum cumple 25 estos días, nos entrará un tremendo vértigo al ver cómo “Dirty Boots”, “Tunic (Song for Karen)” o “Kool Thing” son más antiguas de lo que pensábamos.

Depeche Mode – Violator

Sí, “Personal Jesus”, “Enjoy The Silence” o “Policy Of Truth” fueron editadas hace tanto tiempo. La para muchos cima creativa de Depeche Mode vio la luz un 19 de marzo de 1990. Un disco que no solo fue un gran éxito comercial, sino que fue capaz de superar la magia e inspiración conseguida previamente en Black Celebration (1985) y Music For The Masses (1987) y continuar su vigencia como obra capital hasta nuestros días.

Pet Shop Boys – Behaviour

El de Pet Shop Boys es otro de esos casos en los que te das cuenta que aunque hayan pasado 25 años de algunas de sus canciones, siguen manteniendo la frescura y vigencia que en la época en la que fueron creadas. El disco más introspectivo de su carrera y sin embargo, uno de los más redondos.

Happy Mondays – Pills ´n´ Thrills and Bellyaches

El disco que supuso la eclosión máxima del sonido Madchester, aquella revolución que se atrevió a aunar las guitarras con la música de baile sin complejos y de la que Happy Mondays fueron máximos abanderados junto a The Stone Roses e Inspiral Carpets, también está de aniversario. Ha llovido mucho desde entonces, sí, pero es imposible no seguir moviendo los pies ante bombazos como este:

The Charlatans – Some Friendly

Aunque llegaron un poco a rebufo, se sumaron a la fiesta del sonido Madchester con tremenda solvencia, consiguiendo además, ser los auténticos supervivientes de la época y los únicos que han mantenido una carrera regular hasta la fecha. El debut de The Charlatans llegó bien armado de canciones efectivas construidas con bases rítmicas hipnóticas y hamonds contagiosos.

James – Goldmother

Otra de las bandas de Manchester más queridas lanzaban en 1990 su cuarta referencia. Los de Tim Booth comenzaron la década de los 90 subiéndose al carro de los sonidos bailables de la época, abandonando el pop de sus anteriores obras. James no consiguieron despuntar tanto como algunos de sus compañeros de generación, pero poseen un buen número de himnos infalibles.

The House Of Love – The House Of Love

Aunque hoy quizá no se les recuerde tanto como a otros de sus coetáneos y sus intentos de resurrección hace algunas temporadas no hayan causado el impacto merecido (siguen en activo desde 2005 aunque no te lo creas), The House Of Love son por derecho propio una de las mejores bandas de pop de la época. Los de Guy Chadwick facturaron sus mejores canciones en sus dos primeras referencias, que a pesar de idéntico título, siempre hablaremos de la segunda de ellas como “el disco de la mariposa” o el “butterfly album”, que incluía momentos como este, que seguro reconocerás.

The La´s – The La´s

Hoy en día Lee Mavers está echando una mano a Liam Gallagher con el que será su primer disco en solitario. Hace 25 años veía la luz el debut y único disco de su banda, The La´s, injustamente recordado por contener el One hit wonder “There She Goes”, pero que además contenía un buen número de gemas pop.

Cocteau Twins – Heaven or Las Vegas

Pues sí, otro de los grandes trabajos de la formación de Elizabeth Fraser suma dos décadas y media a sus espaldas. Cocteau Twins, pioneros del shoegaze y el pop preciosista, llevaban desde comienzos de los 80 alegrándonos el alma con sus bonitas canciones. Con esta obra, los escoceses consiguieron el mayor éxito de su carrera, gracias a unas canciones que siguen sonando tan actuales como entonces.

Ride – Nowhere

Ride han sido una de las resurrecciones de este año, que volvieron a los escenarios para rememorar una carrera cuyo debut igualmente se suma a esta lista. Su primer disco llegó tras una serie de exitosos EPs y de llamar la atención de prensa y público. Los de Andy Bell y Mark Gardener terminaron derivando en otra cosa, pero nacieron como una gran formación shoegaze.

Pixies – Bossanova

Pues sí, Bossanova también tiene 25 primaveras. Pixies entregaban por entonces su tercer LP, un año antes de que llegara Nevermind (Kurt Cobain siempre dijo que él solo pretendía sonar como Pixies) y naciera el grunge. Aunque en EEUU no tuvo el reconocimiento de años posteriores, obtuvo grandes ventas en Gran Bretaña y les convirtió en una de las bandas americanas del momento. No te asustes al comprobar que “Dig For Fire”, “Alison” o “Rock Music” superan en edad a tu hermano pequeño, que ya no es tan pequeño.

The Black Crowes – Shake Your Money Maker

1990 no solo fue un cambio de década y el inicio de algunas carreras y estilos que años después terminaría por consolidarse, sino que también nos trajo el exitoso primer disco de The Black Crowes, banda de los hermanos Robinson que bebían del rock más clásico. Un puñado de temas memorables con ecos de The Yardbirds, Faces, Aerosmith o Led Zeppelin.

Nick Cave & The Bad Seeds – The Good Son

Otro de los grandes discos editados en la primavera de 1990 fue el sexto trabajo de Nick Cave & The Bad Seeds. Una colección de temas pausados y tremendamente líricos, algo aún poco habitual en su discografía. Grabado entre Sao Paulo y Berlín, durante la rehabilitación de Cave, The Good Son contenía algunos de los momentos inmortales de su aún prolífica carrera. ¿Quién no sigue escuchando “The Ship Song” sin estremecerse o no tiene el dúo Cave/Bargeld de “The Weeping Song” entre sus piezas favoritas?

Héroes del Silencio – Senderos de Traición

Y tenemos que terminar este especial con el que fue uno de los discos del año en nuestro país. Héroes del Silencio habían debutado dos años antes con El Mar No Cesa (1988), con el que obtuvieron una gran popularidad gracias a las infalibles “Héroe de Leyenda” o “Flor Venenosa”. Pero en 1990 endurecieron su sonido y oscurecieron su look asemejándolo al de The Mission o The Cult, entregando un disco que les convirtió en una banda mayoritaria y popular no solo en España, sino en Latinoamérica o Alemania. A momentos tan reconocibles como “Entre dos tierras” o “Maldito Duende”, podríamos sumar canciones que remitían a los mismísimos The Cure, como “La Carta”:

¿Te acabas de sentir muy mayor? Nosotros también.

Publicado en Muzikalia.

Leave a Reply