Depeche Mode – Palacio de los Deportes – Madrid

Posted by Manuel Pinazo on Martes nov 17, 2009 Under Críticas

se

Se respiraba en el ambiente la emoción de las grandes citas y los presagios se cumplieron. El accidentado comienzo de la gira afortunadamente quedó en un mal recuerdo y por fin Tour Of the Universe regresaba a España en su segunda manga. Cuatro días después de su actuación en Valencia, Depeche Mode se presentaban en Madrid en la primera de las dos noches programadas en la capital con entradas agotadas desde hace meses.

Soulsavers abrían la noche ante un cuarto del aforo presentando las canciones de su reciente Broken y rescatando los mejores momentos de It´s Not How far You Fall, It´s The Way You Land (2007). Un par de canciones después, la audiencia caía rendida ante la descomunal presencia de un Mark Lanegan, cuya voz cavernosa congeló el tiempo en la templada tarde madrileña. Cuarenta minutos que nos supieron a poco.

A las 21.30 llegó el turno del trío de Basildon acompañados por un batería y teclista de apoyo, para enfrentarse a un show donde, como bien definió mi compañero Fidel hace pocos días, no hubo espacio para la sorpresa.  La bestia escénica del efectivo Gahan y la inspiración del comedido Gore, bastaron para dejar al respetable ante una (otra) noche para el recuerdo aunque eso sí, por primera vez desde Violator Tour, y desde entonces cuatro giras lo atestiguan,  las canciones del disco a presentar quedaron a años luz del resto del repertorio.  Puede que Sounds Of The Universe no sea su mejor trabajo, pero tanto el desarrollo como la elección de los temas dentro del setlist, dejaron mucho que desear y  así, “In Chains” sonó fría, “Wrong” deslucida y “Hole To Feed” no terminó de convencer, por no hablar de “Miles Away/The Truth Is”, un ejercicio rockista totalmente fuera de lugar.

A pesar de todo, el concierto fue un auténtico crescendo de emociones, que aunque no despegara hasta la cuarta canción (“Walking In My Shoes”),  terminó por convertirse en la jornada memorable que se le suponía y donde no faltó nada, desde las efectivas “World In My Eyes”, “Policy Of Truth” o “It´s Not Good”,  a la reivindicación del glorioso Black Celebration de la mano de“Fly On the Windscreen”, “A Question Of Time” y “Stripped”. De la oscuridad de la genial “In Your Room” a la contundencia desatada de “I Feel You”. Y por supuesto, sin olvidarnos del momento Martin L. Gore afrontando una algo saturada “Sister Of Night”, la  introspectiva “One Caress” y una sobrecogedora “Home”, interpretada tan sólo con la compañía de un piano.

La apoteosis final vino de la mano del karaoke colectivo de “Enjoy The Silence” o  las míticas “Never Let Me Down Again” y “Behind The Wheel”, para que una contagiosa “Personal Jesus” pusiera el punto final a dos horas de celebración, en las que 15.000 almas, volvieron a vibrar como en las mejores ocasiones.

Publicado en Muzikalia.

Leave a Reply