Se cumplen 30 años de su lanzamiento. Un 16 de junio de 1986 veía la luz The Queen Is Dead, el considerado uno de los mejores álbumes de todos los tiempos y tercer trabajo de The Smiths. Con él no solo tocaron techo creativo, sino que demostraron que su música podía expanderse hacia otros géneros y sonidos sin perder un ápice de su genialidad.

Este disco no solo ha quedado en la historia como uno de los más vigentes y necesarios, sino que se ha convertido en toda una referencia para múltiples de bandas inspirados en él. Hoy en Muzikalia queremos sumarnos a los fastos de celebración con una edición especial de nuestro podcast Conexiones, el programa de radio quincenal en el que todos los temas que suenan están relacionados entre sí.

Hablaremos del disco en profundidad y escucharemos todas sus canciones y sus caras B, ya sea en su formato original, como en maquetas, tomas alternativas o directos. Así que ya lo sabes, dale al play y sumérgete en el universo creado por Morrissey/Marr para su cima compositiva:

Suscríbete a ‘Conexiones’ para estar atento a los nuevos programas que vayamos publicando

Tags : | comenta

Love Of Lesbian – El Poeta Halley (Warner)

Por Manuel Pinazo el Miércoles jun 15, 2016 Categoría Críticas

Love Of Lesbian / El Poeta Halley Por Manuel Pinazo

Lo reconozco, seguí al pie de la letra la recomendación con la que nos encontramos en el bonito libreto que acompaña al disco, obra de Sergio Mora, y destinado a los pocos románticos que aún valoran el formato físico: ”se recomienda escuchar con el espíritu sereno y la predisposición de iniciar un viaje sin prisas” y así hice. He de decir que desde 1999 (2009) no sigo su carrera con demasiada atención y tenía curiosidad por descubrir sus nuevas composiciones sin querer dejarme llevar por ideas preconcebidas que les sitúan últimamente entre el típico grupo de hits con el que animar cualquier clónico festival y el cuñadismo graciosillo.

Tras un buen número de escuchas (qué raro suena decir eso hoy en día, ¿verdad?) llego a la conclusión de que el octavo álbum de Love Of Lesbian es una apuesta firme por salir de lo fácil y un intento por arriesgar con una obra conceptual concebida desde la cúspide de la fama, en la que huyen del estereotipo y confían en su discurso, en base al cuál se han ido construyendo cada una de las canciones. Unas canciones de digestión lenta, que crecen en matices cada vez que vuelves a encontrarte con ellas gracias a unas letras como es habitual muy trabajadas y a un sonido a medio camino entre el pop tradicional, los teclados y arreglos ochenteros y algún que otro escarceo con sintetizadores y guitarras.

Un trayecto a través de doce piezas que tiene su fuerza en sus estribillos escondidos, en la poética que envuelve el conjunto, en sus historias surrealistas con más o menos tino y en momentos como la nostálgica “Planeador”, la sólida “Bajo el Volcán” o la electrónica a lo Phoenix o Two Door Cinema Club de “Cuando no me ves”. El rock asoma en “I.M.T (Incapacidad Moral Transitoria)”, pero también hay sitio para la oda sinfónica de “Psiconautas”, un triple salto de casi 10 minutos, el mero divertimiento de “El Yin y el Yen” y “El Ciclo Lunar de Halley Star” o las baladas “Canción de Bruma”, “Los Males Pasajeros” y “El Poeta Halley”, con la aparición especial de Joan Manuel Serrat recitando los textos de Balmes y cerrando un disco que nos deja con un agradable sabor de boca.

Ellos ya cuentan con el favor mayoritario del público, aunque siguen teniendo un buen número de detractores que apostamos que con el tiempo, terminarán reivindicándoles.

Publicado en Muzikalia.

Tags : | comenta

Muzikalia estrenaba podcast hace un par de semanas. Nacía ‘Conexiones’, un programa de radio que llegará al menos dos veces al mes, trazando un hilo conductor entre todas las canciones que suenen en él, ya sean novedades, rarezas o grabaciones de hace 60 años. Teniendo igualmente espacio para programas especiales o temáticos con la misma estructura.

Ya está disponible el el segundo capítulo de ‘Conexiones’ ¿Crees que se puede conectar a Beastie Boys con Gabinete Caligari o a Johnny Cash con Parálisis Permanente?

Compruébalo a continuación:

Suscríbete a ‘Conexiones’ para estar atento a los nuevos programas que vayamos publicando.

Tags : | comenta

Fuego eterno (Hellfire) La Historia de Jerry Lee Lewis

Por Manuel Pinazo el Miércoles jun 1, 2016 Categoría Críticas

Por Manuel Pinazo

Por fin se edita en español el libro que en 1982 lanzara el periodista de New Yersey Nick Tosches, sobre la figura de uno de los pocos iconos vivos de su generación (el único, junto a Little Richard y Chuck Berry), Jerry Lee Lewis. La encargada ha sido la siempre inquieta e interesante Editorial Contra, cuyas últimas referencias no tienen desperdicio. Nos encontramos ante la para muchos mejor obra jamás escrita sobre un músico de rock and roll, según afirma Greil Marcus en el prólogo.

Fuego eterno (Hellfire) La Historia de Jerry Lee Lewis, es un fantástico relato, tremendamente bien escrito que no solo nos cuenta las vivencias de nuestro protagonista, sino que disecciona con gran habilidad la historia norteamericana de los últimos 100 años. Esa América profunda en la que nos hablan de plantaciones, esclavos y pantanos, en la que su padre, Elmo Kid Lewis comenzó a comprar tierras en Ferriday, condado de Concordia (Luisiana) para cosechar algodón y maíz e ir subsistiendo junto a su mujer, Mary Ethel Herron. Trabajo que compatibilizó con la carpintería y con el que comenzaron a llegar sus hijos, hasta que en 1935 naciera Jerry Lee, cuyo nombre llegó inspirado por el de una estrella del cine mudo de la época a cuya madre le encantaba.

De este modo comienza la turbulenta historia del artista apodado The Killer desde sus años de colegio por su chungo carácter, un precoz músico que al poco de nacer ya tenía a su padre entre rejas por diversos problemillas con la justicia y que cuando apenas contaba con 3 años, su hermano Elmo moría atropellado por culpa de un borracho. Él desde muy niño ya cantaba en la iglesia según cuentan con una voz “muy dolorida y muy negra”. Así fue progresando y aficionándose al piano, para con apenas 9 años aprender a tocar su primera canción: “Noche de paz”, un paradójico título para la turbulenta vida que le esperaba.

Su padre enseguida apreció el talento innato de un chaval en cuya mirada ya se podía apreciar ese fuego eterno, el fuego que arde para siempre encima de los pianos que han ido ardiendo con sus tecleos frenéticos y apasionados, y le compró un Stark vertical hipotecando parte de sus posesiones. Allí comenzó a arder todo y no en la conocida anécdota del piano incendiado por su rebeldía a telonear a Chuck Berry.

El resto de estas 250 adictivas páginas nos va contando la evolución del niño hasta convertirse en mito. Que pasaba horas al día tocando boogie-woogie (ese blues a piano bailable) o como algunos afirmaban, “música del diablo”. Que poco a poco fue ampliando sus conocimientos adaptando a otros artistas y empapándose de la música de orquesta, de los bluesman de Misisipi y también del country, con especial pasión por Hank Williams, a quien situó en su top junto a sus otros dos ídolos de la época, Jimmie Rodgers y Al Jolson.

Million_Dollar_Quartet

Pronto dejó los estudios, sabiendo que tocando y cantando esas canciones impuras que había ido escuchando en tugurios para negros y que a le gente le encantaban, podía ganarse la vida. No llegaba a los 15 años. Con 21 grabó “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On” en Sun Records, su primer éxito y poco después se unirá a Elvis Presley, Carl Perkins y Johnny Cash, a quienes se les bautizará como Million Dollar Quartet. En 1957 también edita la que sería su canción más famosa, “Great Balls of Fire” con la que se corona como uno de los grandes.

Su carrera va evolucionando y mutando entre excesos de alcohol, drogas e innumerables problemas no dejan de suceder. Capítulo aparte es su vida amorosa, con nada menos que siete esposas, bodas de penalti y un sin fin de líos de faldas que no cesan en gran parte del libro. Especialmente tras descubrirse su matrimonio con Myra Gale Brown, hija de su primo, de tan solo 13 años a su llegada al aeropuerto de Heathrow.

jerrylee-myra

El escandaloso hecho aumentado por la prensa británica no tarda en llegar a EEUU, lo que cerca estuvo de costarle la carrera, sumiendo al músico en la etapa más oscura de su carrera. Costó levantar cabeza, mucho, y finalmente resurgió reconvertido en artista country. Tras una serie de desdichas personales, agravadas por sus adicciones y por una década de los 70 terriblemente dura.

En definitiva, una historia que en ocasiones parece pura ficción, pero que destila rock y agresividad por los cuatro costados. Una lectura imprescindible para conocer a uno de los más grandes, que fue capaz de mirar de tú a tú al mismísimo Elvis durante algún tiempo y que aún hoy permanece en activo.

Publicado en Muzikalia

 

Tags : | comenta