Vimos Morrissey 25: Live en el cine

Por Manuel Pinazo el Lunes sep 30, 2013 Categoría Críticas

No recuerdo bien si fue en el FIB 2006 ó 2008 cuando Morrissey preguntaba con su ironía habitual, si sus discos ocupaban el puesto 100 o 200 en las listas de los más vendidos en España.  El británico es prácticamente un desconocido en nuestro país y por ello nos sorprendió que Morrissey 25: Live llegara a los cines de algunas ciudades de nuestra geografía.

La cita era ineludible, ¿habías llegado a soñar que un concierto de uno de tus artistas preferidos se iba a poder ver en pantalla grande en tu ciudad? Así que nos dirigimos a un cine de la periferia madrileña con la emoción propia del adolescente en una experiencia iniciática y quisimos volver a disfrutar de las canciones que nos acompañan desde hace más de tres décadas, junto con otros bichos raros que comparten dicha pasión.

La realidad en ocasiones coloca las cosas en su sitio y tuvimos que conformarnos con una pequeña sala de unas 150 localidades cuyo 85% de aforo estaba vacío. Apenas éramos una veintena de viejos (en el sentido literal de la palabra) fans, que tuvimos que conformarnos con un sonido más que deficiente (¿sólo nos revientan los tímpanos cuando vamos a ver superproducciones hollywoodienses?) pero que aún así, disfrutamos del primer concierto oficial en nueve años del cantante de Manchester.

El evento, grabado el pasado 2 de marzo en el Hollywood High School de Los Angeles, sirve para conmemorar los 25 de carrera en solitario de Morrissey. Un recorrido por toda su discografía con la ausencia incomprensible de Kill Uncle (1991) y Southpaw Grammar (1995), que brillaron por su ausencia. Un show muy disfrutable en cuya hora y media no faltan ni sus habituales ejercicios de egocentrismo (Mozz entrega el micro a fans de las primeras filas para que le adulen o deja que suban a abrazarle en la parte final del show), ni sus habituales ataques sin complejos (“KFC is Murder!” espeta durante la interpretación de “Meat Is Murder”) y donde vuelve a hacer gala de la curiosa relación que mantiene con sus músicos de apoyo: “Me llamo Jesse Tobias y toco la guitarra para Morrissey” (y así cada uno de sus cinco escuderos, comandados por el siempre fiel Boz Boorer que se presentan al respetable en la parte final del concierto).

El repertorio está a la altura, a pesar de incluir algunos temas menores como la reciente “You Have Killed Me” o las aún no publicadas “People Are The Same Everywhere” y “Action Is My Middle Name”, el resto es para enmarcar. Desde el guiño a singles pretéritos como “Ouija Board, Ouija Board” o “November Spawned A Monster”,  a las visitas a discos algo más olvidados como Maladjusted (2007) y el rescate del tema que le daba nombre o de “Alma Matters”, con la que abrió el concierto. También disfrutamos con la bonita versión del “To Give The Reason I Live” de Frankie Valli (¿soy el único que piensa que Morrissey debería recuperar su parte más lírica y dejar a un lado los temas musculosos por un tiempo?), con la infalible aunque algo manida “Everyday Is Like Sunday”, la emotiva “Let Me Kiss You”, su último gran sencillo hasta la fecha (“I’m Throwing My Arms Around Paris”) y con una “Speedway” inmensa en cuyo interludio nos regala un escalofriante fragmento de “Asleep”.

Y para redondear, los momentos nostálgicos del repertorio de The Smiths, encabezados por la recreación más bella que yo recuerde del “Please, Please, Please Let Me Get What I Want”, la agridulce “That Joke Isn’t Funny Anymore”, la siempre vigente “Still Ill” y la bonita “The Boy With The Thorn In His Side” con la que se cierra la velada.

Una noche que mereció la pena. Porque aquella noche Morrissey estaba en los cines y había que estar allí para contarlo y recordarlo.

Publicado en Muzikalia.

Tags : | comenta

Hasta siempre Breaking Bad

Por Manuel Pinazo el Domingo sep 29, 2013 Categoría Varios


Nunca en mi vida he visto una serie como Breaking Bad. Las últimas décadas el nivel de la ficción televisiva ha dado un paso de gigante y nos ha ofrecido una serie de productos que superaban con creces muchos proyectos cinematográficos.

En la historia han quedado The Wire, Los Soprano, Lost, A dos Metros Bajo Tierra, la también recién terminada Dexter y ahora llega Breaking Bad.

La serie de Vince Gillian empezó queriendo ser otra cosa y diversas circunstancias la convirtieron en lo que ha terminado siendo. Una obra maestra que trascenderá generaciones. No es necesario mencionar la cantidad de Emmys ganados, ni decir que ha pasado al libro Guiness de los récords al ser la serie con mayor puntuación en Metacritic, web que recopila todas las opiniones de la crítica televisiva (su quinta temporada ha hecho historia al obtener una puntuación de 99/100).

Los guiones absolutamente brillantes. Una inmensa forma de filmar y de impactarnos con la imagen y sobre todo, esos personajes tan llenos de matices, que hemos visto crecer y evolucionar hasta convertirse en lo que han terminado por ser.

Breaking Bad no solo es una serie sobre un conformista  profesor de química de Nuevo México al que le detectan un cáncer y decide cocinar metaanfetaminas para poder dejar dinero a su familia, ni el retrato de la evolución de un personaje. Es la constatación de la degradación del ser humano, de cómo cada persona puede sacar lo peor que lleva dentro. Un sobrecogedor relato de viosionado obligatorio.

Hoy 29 de septiembre se emite el último de los episodios que dejará un vacío tremendo entre vuestros seguidores.

Hasta siempre Walt, Jesse, Skyler, Flint, Saul, Hank, Mike, Marie, Gus Fring, Tuco Salamanca… gracias por crear la serie más grande de la historia de la televisión.

Im not in danger, I am the danger

Tags : | comenta

Impresionante timelapse

Por Manuel Pinazo el Domingo sep 29, 2013 Categoría Varios

El tiempo pasa inexorable y a veces no nos damos cuenta…

Tags : | comenta

Bloc Party – The Nextwave Sessions EP

Por Manuel Pinazo el Sábado sep 28, 2013 Categoría Críticas

Bloc Party / The Nextwave Sessions EP / Por Manuel Pinazo

El tiempo dirá si  nos encontramos ante el epitafio de Bloc Party o no. The Nextwave Sessions EP puede ser recordado como eso, o simplemente puede pasar a la historia de los más rápidos olvidos. Es una pena que la banda de Kele Okereke Russell Lissack, Gordon Moakes y Matt Tong entrara tan pronto en barrena, a pesar de deslumbrarnos con un debut totalmente adictivo construido a base de latigazos de acertado postpunk.

Su anterior separación después de Intimacy (2008) para muchos debió ser la definitiva, dada la tibia acogida de del reciente Four (2012), pero su gira al menos dejó un buen sabor de boca que ha hecho que la banda quisiera despedirse durante otra temporada (desconocemos cuánto durará este nuevo impass) con otras cinco canciones para sus entregados fans.

El nuevo EP de los británicos puede presumir de contar con un tema con garra. “Ratchet” es una buena canción, muy por encima de algunas de las facturadas en su última década que al menos puede valerles para dejarnos con un buen recuerdo. Y también se salva la pegadiza “French Exit” y sus guitarras afterpunk. Lástima que vengan acompañadas de momentos algo plomizos (“Obscene” y “Montreal”) o de anécdotas como ese medio tiempo llamado “Children Of The Future” sin gancho, en vez de haber tirado del brío de sus comienzos.

¿Volerán?

Publicado en Muzikalia.

Tags : | comenta

Hartos de la casa real

Por Manuel Pinazo el Viernes sep 27, 2013 Categoría Varios

Como está el percal, con la que nos está tocando vivir que tengamos que seguir aguantando las mierdas de la familia real es una de las cosas más inexplicables de nuestros días.

Una tropa de ineptos viviendo del cuento por derechos anacrónicos. Una hija corrupta y un yerno ladrón cuyos escándalos le habrían costados la cárcel a cualquier don nadie y que ellos terminarán evitando. Los miles de escándalos que les rodean y ahora que tengamos que aguantar el parte del nodo con las últimas noticias sobre la evolución de una cadera.

Este es un país de pandereta. Si siguiera funcionando la guillotina mejor nos iría.

República ya.

Tags : | 1 comment

El peor jugador de basket de la historia

Por Manuel Pinazo el Miércoles sep 25, 2013 Categoría Varios

Tags : | comenta

Arctic Monkeys – AM

Por Manuel Pinazo el Viernes sep 20, 2013 Categoría Críticas

Arctic Monkeys / AM / Por Manuel Pinazo

Existe una creencia compartida en la redacción de esta casa que nos auto obliga a no precipitarnos en hacer una reseña si no hemos escuchado y digerido un disco como se merece nos tome el tiempo que nos tome. He de reconocer que la primera escucha del ya quinto disco de Arctic Monkeys me desconcertó buscando las señas de identidad que se les caracterizan, esa frescura, inmediatez y capacidad innata para hacernos vibrar con unas contundentes melodías que aquí se sustituían por un giro hacia sonidos negroides, medios tiempos y nuevas aventuras vocales. Descubrir cada una de sus canciones a la espera de la explosión de guitarras que se les supone y que aquí se muestran contenidas. Enseguida me di cuenta de que estábamos ante otra cosa.

AM es un nuevo paso adelante en la carrera de los de Alex Turner. No anduvimos muy alejados hace dos años al afirmar que “no dan muestras de agotamiento alguno o encasillamiento, sino que siguen creciendo en una progresión geométrica cuyo techo no alcanzamos a ver”. No somos conscientes de su trascendencia al no ser capaces de digerir su inspirada creatividad y su capacidad para acertar en cada nuevo paso que dan. Aquí lo han vuelto a conseguir.

Estamos ante un álbum con una cuidadísima producción de James Ford (Simian Mobile Disco), que acerándose al soul (ellos hablan de Ike Turner, Dr. Dre y Outkast, entre otros) se convierte en su obra más comercial hasta la fecha, sin por ello, caer en lo fácil. El primer disco en el que las armonías vocales y los falsetes, adquieren tanto peso como la base rítmica.

No hace falta hablar de canciones, porque el conjunto lo dice todo. Solo ellos son capaces de brindarnos una ración de fogozanos soul, latigazos de Stratocaster, de fusilar a Black Sabbath, recordarnos a The Black Keys, construir las canciones introspectivas más acertadas de su discografía, meter coros propios de The Bee Gees o jugar a hacer dreampop y salir airosos.

Alex Turner ya ha comentado en una ocasión que en su sonido buscan lo imperecedero. Parece que ya lo han conseguido. A nosotros solo nos queda seguir rendidos ante su desmedido talento.

Publicado en Muzikalia.

Tags : | comenta