mar 022015
 

Noel Gallagher´s High Flying Birds - Chasing Yesterday

Noel Gallagher´s High Flying Birds / Chasing Yesterday / Por Manuel Pinazo

Mientras en la prensa musical británica el culebrón de los Gallagher sigue alimentando portadas cada semana, ya sea en salidas de tono, en cruces de declaraciones o en la posible vuelta de Oasis, nos llega el segundo lanzamiento del proyecto del hermano mayor y compositor de glorias pasadas, ahora al frente de sus Noel Gallagher´s High Flying Birds.

Chasing Yesterday, que fue adelantado por la directa y popera “In The Heat of the Moment” es posible que genere en muchos de los oyentes la pereza inicial de enfrentarse a una nueva y plomiza colección de canciones del británico, empeñado en su última etapa, en lustrar su nombre como creador de piezas de rock adulto a la altura de su estatus de estrella consagrada.

Por el contrario, el disco a pesar de encontrarse lejos de sus mejores creaciones contiene una serie de interesantes momentos que merecen ser destacados. Comenzando por los primeros compases de “Riverman”, todo un guiño a su banda madre ¿”Wonderwall”? que termina tornándose en una pieza de rock con desarrollos setenteros, saxo incluido. También nos quedamos con la psicodelia hipnótica de “The Right Stuff”, en un registro poco habitual en su discografía, con la contundencia melódica de “The Girl With X-Ray Eyes” y “The Dying Of The Light” o el pulso instantáneo de “Lock All The Doors” (escrita en 1992) y “You Know We Can not Go Back”; sin olvidar la gema del álbum, “Ballad of the Mighty I”, con la participación de Johnny Marr.

Un trabajo por encima de su primera entrega, que merece unas cuantas escuchas desprejuiciadas, que harán encontrar varias razones para poder disfrutarlo.

Publicado en Muzikalia.

 

feb 282015
 

Por Manuel Pinazo

Delorentos tienen una corta pero intensa y prolífica carrera.

Los irlandeses, que acaban de publicar su cuarto álbum, Night Becomes Light, son unos habituales de nuestros escenarios, de hecho, siguen de gira por la península hasta el próximo fin de semana.

Cuatro fechas en las que volverán a demostrar que la pasión y energía que destilan sus discos, se reflejan de manera solvente en el escenario.

Aprovechamos su visita para charlar con ellos sobre su carrera y nuestro país y descubrimos la extraña obsesión de su cantante por el vello facial.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación del nuevo disco?

Fue emocionante y muy diferente de la de nuestros discos anteriores. Estamos muy satisfechos con el resultado. En el momento de grabarlo decidimos no preocuparnos por cómo sonaría en directo, solo nos dedicamos a hacer que las canciones fueran lo mejor posibles y nos esforzamos con la forma de tocar y por introducir nuevos instrumentos. Lo difícil ahora es llevarlo al escenario.

Habéis repetido con Rob Kirwan, ¿qué os aporta su producción?

Fuimos afortunados porque Rob era la persona perfecta para trabajar en este proyecto. Él nos conoce y nos motiva a desafiarnos a nosotros mismos, además siempre nos obliga a pensar en maneras creativas para resolver las cosas. Ha hecho un trabajo grandísimo con el disco e igualmente lo hizo nuestro anterior álbum, lo que facilitó las cosas. Él también tiene un vello facial sin complicaciones, lo que es una buena señal en una persona creativa. Si una persona es creativa y tiene un complicado vello facial, entonces probablemente sea alguien indeciso (sic).

Night becomes light suena muy fresco y potente. ¿Es lo que queríais transmitir?

¡Ja! me alegro de que te suene así. Queríamos que fuera bueno y diferente a lo que normalmente hacemos, que se notara cierta evolución. Con lo que estamos contentos de lo que hemos conseguido. Cuando escribes canciones buscas encontrar tu voz y tener algo que decir, creo que el disco mola y suena poderoso, con lo que el resultado es bueno.

El disco suena como vuestro directo, ¿es lo que queríais transmitir?

En realidad para nosotros es algo diferente. Hemos querido mantener la intensidad y la pasión que sentimos en el escenario, pero se mezcla con una instrumentación más rica. Las canciones nos han sorprendido un poco, cada una de ellas ha sido un camino interesante para poder llevarla al directo y cada una ha cambiado algo, aunque para mejor.

Vuestra canción “Show me Love” ha sido nominada como Song of the Year en los premios de la industria irlandesa <>. ¿Cómo os sentís?

Estamos muy orgullosos de ello. Cuando la escribimos desprendía energía, era una pequeña pero poderosa canción que nos gustó a todos, pero que realmente ha tomado su propia vida desde que la lanzamos.

Ya tenéis cuatro discos en el mercado y un acústico, ¿Cómo veis vuestra evolución?

Creo que cada vez nos gusta más el riesgo y el buscar cosas nuevas. Estamos afianzando nuestra confianza y hemos encontrado nuestra propia voz, aun así, nos sentimos como si acabáramos de empezar.

El director español Antoni Sendra se ha encargado de dirigir vuestro último videoclip, rodado en Valencia. ¿Qué tal la experiencia?

Sí, Antoni ha hecho dos vídeos de Night Becomes Light y ambos han sido dos pequeñas obras maestras rodadas en Valencia. Tenemos mucha suerte de haberle conocido, tiene un enorme talento y es un placer haber trabajado con él. Él también tiene un sencillo bigote, que me hace pensar mucho en vino y en libros. Definitivamente no es alguien inseguro.

Sois un grupo muy querido en nuestro país, donde habéis actuado bastante los últimos años. ¿Os sentís a gusto en España?

España ha sido el hogar de algunos de nuestros mejores momentos como una banda. Ha sido una inspiración para escribir canciones, nos ha dado mucha confianza y empuje. Nos encanta España, casi tanto como nuestra casa. Sólo tenemos que aprender a pedir mejor el alcohol.

En España han triunfado artistas irlandeses como U2, Sinead O´Connor, The Cramberries, ¿Qué grupos irlandeses actuales nos recomendáis?

Sí, Irlanda está viviendo un gran momento de creatividad ahora mismo, te diría que escuches a James Vincent McMorrow, Mumblin Deaf Ro, We Cut Corners, y a Jape, cuando lo hagas dímelo y te digo a otros diez más.

¿Cómo serán los conciertos que nos esperan en febrero?

Música, vida, pasión y entretenimiento. ¡Estamos preparados!

¿Algo que le queráis decir a nuestros lectores?

Deberíais enviarle una carta a un viejo amigo. No dejar de acariciar a vuestras mascotas. Evitar siempre esa copa de más. Intentar decir “sí” más a menudo. Ser amables con extraños. Deberíais Dejaros aconsejar por vuestros amigos sobre libros, música y comida -y hacer lo mismo en sentido contrario-. Deberíais leer más libros. Deberías decirle a vuestros familiares que les queréis. Deberíais escribir una lista de cosas guays e intentar llevarlas a cabo. Deberíais intentar ser creativos cada día. Deberíais dejar de hacer cosas que odiéis y dedicaros a hacer cosas que os encanten. No deberíais dejaros crecer vello complicado en la cara. Y no deberíais escuchar los consejos de gente de las bandas :) .

Publicado en Muzikalia.

feb 232015
 

Viajamos a 1978, finales de los 70, época donde florecía el punk y donde el rock de guitarras convivían con la música disco.

En Nueva York dentro de la llamada new wave destacaba una banda lideraba por la guapa Debbie Harry, los inmortales Blondie, que dejaron por el caminio una serie de bombazos de pop atemporales durante sus 8 años de vida (a partir de 1997 resucitaron hasta nuestros días, pero eso es ya otra historia). Nos quedamos con una de sus grandes canciones incluidas en su tercer disco.

90. “Heart Of Glass”de Blondie, Parallel Lines (1978)

Puedes escuchar la selección del serial 1.000 canciones para escuchar antes del fin del mundo (algunos grupos no estaban, otros han sido sustituidos por versiones, como en este caso) según se vaya completando, en Spotify. Y puedes volver a leer los comentarios de cada una de ellas en este enlace.